Fotorrejuvenecimiento

Con el paso del tiempo el organismo sufre un proceso natural de envejecimiento. Uno de los órganos más importantes, la piel, va acelerando este proceso por agresiones externas como la contaminación, el tabaco, una alimentación desequilibrada y la exposición a los rayos ultravioleta.

El envejecimiento de la piel se manifiesta a través de una distribución no uniforme de la melanina y la formación de manchas, la aparición de arrugas a causa de la reducida producción de colágeno y pérdida de elasticidad de la piel, la presencia de poros dialatados.

Par prevenir, reducir y/o combatir algunos de estos efectos se puede optar por un tatamiento de fotorrejuvenecimiento. La aplicación de Luz Pulsada sobre la piel permite mejorar visiblemente el aspecto envejecido, le aporta luminosidad y frescura.

Este tratamiento puede aplicarse sólo o en combinación con la microdermoabrasión y la electroporación y así potenciar los resultados.

 

 

REF: Fotorrejuvenecimiento // Stock: Disponible